¿Cómo Seleccionas tú equipo de trabajo?
January 30, 2012
“Forecasting”
February 20, 2012
Show all

Cómo manejar la posición financiera y el riesgo de las empresas.

            En estos tiempos, cuando se habla de negocios, es necesario reconocer que hay nuevos temas importantes que debemos tomar en consideración.  Uno, que hay que evaluar constantemente el riesgo, y dos, la posición financiera que tiene toda  empresa. Recordemos que nos encontramos operando desde la perspectiva de una economía globalizada, enfocada en los temas de innovación, lo que significa que se exige que los negocios de hoy en día estén en una constante evolución.  Por tal razón, los principales oficiales financieros o CFO’s tienen que ser versátiles, desarrollarse en   todas las áreas del negocio e integrarse en el día a día de la empresa. Primero, para poder tener una comunicación efectiva con los respectivos equipos, y segundo, para poder entender la problemática de las diferentes áreas, asegurándose también de que se ponga en acción la estrategia según ha sido acordada.

Para evaluar cualquier negocio desde la perspectiva financiera y poder manejar el riesgo correctamente, el CFO cuenta con una serie de herramientas. Entre esas herramientas tenemos los ratios contables, que son a su vez utilizadas tanto por las instituciones financieras, como por los inversionistas, para medir la situación financiera de las empresas. Sin embargo, la  visión o la perspectiva que utilizan ambos sectores no son similares. Por ello, el CFO tiene que conocer ambas perspectivas, para de esta forma cumplir con los parámetros u objetivos de ambos sectores. Esta es una realidad con la que tienen que trabajar todos los CFO’s del mundo globalizado, ya que por un lado, los inversionistas quieren seguir ganando dinero, pero por el otro, si no se cumplen con los parámetros financieros, el conseguir financiamiento para sus operaciones o para la expansión del negocio se dificulta pudiendo redundar en una mala clasificación para la empresa.

Otra herramienta importante con la que cuentan los CFO’s en la actualidad son los sistemas de información, pues estos brindan la eficacia necesaria, ayudando en el análisis y en la  toma de decisiones correctivas. Esto será así siempre y cuando los CFO’s tengan no solo la capacidad de analizar la información, sino que a su vez puedan canalizar la información a sus respectivos equipos de trabajo. La comunicación de parte del CFO con los respectivos departamentos es un tema bien importante.  Por ejemplo, en la mayoría de las ocasiones, cuando se encuestan las áreas de trabajo,  para evaluar los sistemas de información, los resultados salen bajos o deficientes. Sin embargo, en muchas de las ocasiones, uno de los factores es que el uso de los sistemas no se está maximizando por parte de los empleados. Lo que nos da a entender que los empleados critican la tecnología y los sistemas de productividad, pero a su vez, estos mismos que lo critican no le brindan el uso adecuado. Por ende, jamás tendrán los resultados  que se espera de ellos, ni podrán mantener unas estadísticas precisas. Por otro lado, es importante observar que no todas las empresas se enfocan en invertir en sistemas de información innovadores, o no tiene la capacidad económica para lograrlo, lo que representa una desventaja competitiva en el mundo de los negocios.

Otra de las herramientas imprescindibles en esta época para un CFO son los sistemas de medición de productividad. Si el CFO utiliza de forma adecuada los sistemas de productividad, podrá percatarse de los posibles problemas que puedan existir en la empresa. Los sistemas de medición de productividad  proveen la información necesaria que necesita la empresa para evaluar sus objetivos, efectividad y competitividad. Por lo tanto, existen herramientas tanto financieras como no financieras que ayudan en la toma de decisiones, por lo que el verdadero control de un negocio se basa en un balance entre las herramientas financieras y las no financieras.

Un ejemplo de cómo se puede afectar las empresas lo estamos viendo y viviendo en estos precisos instantes. La situación actual en la economía está afectando  el flujo de efectivo de la gran mayoría de las empresas. Una de las problemáticas que afectan el flujo de efectivo son las cuentas por cobrar. Cuando una empresa no maneja este activo de forma proactiva, inmediatamente su flujo de efectivo se afectará. Por lo que es importante conocer cuál es el ciclo económico de cada industria para poder manejar esta partida de acuerdo a los parámetros de su industria.

Otra situación que afecta el flujo de efectivo es el control de  inventario, cuando no se controlan las compras, invertimos incorrectamente el dinero de la empresa, pudiéndose tornar obsoleto el inventario, causándole pérdidas de dinero a las empresas.  Por tal razón, hay que tomar en consideración el inventario de acuerdo a la industria, las fluctuaciones de precios, el cambio de moneda y por la obsolescencia de los productos. Por ende, tanto  la información como el análisis de productividad, son factores importantes en una empresa, porque ayudan al CFO a detectar cambios o fluctuaciones mediante los ratios, para poder reaccionar a tiempo.

Una de las estrategias que puede utilizar las empresas para sanar la pérdida o disminución en el flujo de efectivo, es el financiamiento a corto plazo, mediante líneas de crédito. Pero primero, hay que reconocer que se requerirá de un análisis de cómo se afectará el margen de ganancia de la empresa cuando se toma prestado.  Esto debido que hay que tomar en consideración que el financiamiento tiene un costo, y ese costo se verá reflejado en el margen de ganancia.

Otro aspecto que hay se debe considerar es el nivel de endeudamiento de la empresa y su capacidad de repago.  Si la empresa está muy endeudada y no tiene capacidad de repago, no podrá conseguir financiamiento a corto o largo plazo. Además, cabe mencionar que mientras menos endeudada este la empresa y mayor sea su capacidad de repago, menos caro le saldrá el financiamiento. Cabe señalar que existen varios sistemas de financiamiento, como por ejemplo, el financiamiento tradicional a través de institución financiera, o de forma más sofisticada, mediante la emisión de deuda pública.

Los problemas en el flujo de caja presentan cambios en las proyecciones, en las compras y en la estrategia. Esto se debe a que la empresa contara con menos efectivo para financiar la operación, además de que el conseguir fuentes de financiamiento alternas conllevará un costo.  En consecuencia, aumentarán los costos operacionales, disminuirá el margen de ganancia, requiriendo así de un aumento en precios o en ventas, para poder recuperar el margen de ganancia proyectado.

Otra alternativa que puede usar el CFO para manejar los problemas de flujo de caja es por medio de la evaluación de los parámetros internos utilizados para evaluar la situación financiera y otorgar financiamiento a los clientes de la empresa. Unos de los cambios que se puede implementar es el evaluar el crédito de los clientes cada seis meses.  De esta forma, más adelante se podrá implementar cambios en los términos de financiamiento, basado en clasificaciones crediticias. Estas evaluaciones nos permiten considerar otras opciones, como la eliminación del financiamiento a clientes que puedan estar pasando por situaciones financieras adversas. De igual forma, se podría considerar cambios en los términos y condiciones.  Como por ejemplo, cambios en los términos del pago, la exigencia de pagos en efectivo o el pago en cheque de gerente para los clientes que tengan  problemas financieros.   Al establecer clasificaciones crediticias, la empresa puede tener un mejor control de sus activos e instituir procedimientos que les ayuden a manejar las cuentas de acuerdo a la clasificación crediticia.

Por esta misma razón es que los bancos actualmente no están otorgando créditos.  Porque el deterioro de sus activos ha sido tan significativo, que el dinero que tenían para invertir en nuevos préstamos lo están utilizando para reservar los préstamos que están clasificando como pérdidas. Esto, lo que quiere decir es, que su riesgo ha aumentado, por lo que sus políticas de crédito han sido adaptadas a la realidad del riesgo actual.  Por lo que actúan bajo la normativa de no prestar y cobrar, buscar todas las alternativas para que los clientes paguen los préstamos, y de esta forma recuperar la liquidez que actualmente carecen.

Esta situación crea un cierre en el flujo de efectivo a través de la otorgación de créditos, encareciendo así el financiamiento.   Por ello es que en los momentos en que vivimos los negocios que saldrán vencedores serán los que no requieran de financiamiento externo.  Por consiguiente, los negocios con altos niveles de endeudamiento tienen una alta probabilidad de terminar en la quiebra, ya que no podrán obtener financiamiento y la pérdida de liquidez los llevará a una muerte lenta, pero segura.

La estrategia a seguir de cualquier CFO en estos momentos tiene que ser la siguiente, el mantener un control óptimo de las cuentas por cobrar y el inventario,  maximizar el uso de la tecnología y mantener una comunicación eficaz entre los departamentos, para evitar fluctuaciones que puedan llevar a la empresa a enfrentar  problemas insospechados. De esta forma, crearán la sinergia necesaria para maximizar los resultados de la empresa.

 

esanchez
esanchez
Efraín Sánchez es productor y conductor del programa de televisión Tu Salud Financiera. Además fue Presidente Ejecutivo de Multi Mortgage, consultor financiero, agente de seguros y posee experiencia en inversiones, crédito comercial e hipotecario. El Sr. Sánchez posee un MBA con concentración en contabilidad. Tiene más de 20 años de experiencia en la banca privada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.